domingo, 25 de marzo de 2012

Teotihuacán y primer contacto mexicano

México D.F., 24 de febrero
Del aeropuerto a la estación de autobuses, desde donde salen los buses a Teotihuacan, hay poco más de media hora y el trayecto cuesta tan sólo 3 pesos. El metro en ningún momento te da sensación de inseguridad, y en contra de lo que Javi nos había dicho, nadie nos observaba, lo que nos ha dado por pensar a Diana y a mí que Javi en vez de en DF estuvo en la ciudad sin ley... Aunque el metro no es tan puntero como el de Madrid, es limpio y está bastante bien iluminado. Como curiosidad, debido a que hay un alto porcentaje de la población que no sabe leer ni escribir, cada estación tiene un dibujo asociado a su nombre, por el que mucha gente se orienta.

Llegados a la estación de autobuses lo primero era ir a por el primer billete que saliera a Teotihuacan y a posteriori desayunar algo y dejar nuestras mochilas. Algo que la chica que nos atendió debió de ver como una auténtica locura sin sentido y se negó a vender los billetes a las ruinas a Mabel hasta que no fuese allí sin las mochilas... así que nada, Mabel como ya está acostumbrada a estas cosas nos lo dijo ante nuestra incredulidad y así hicimos: dejamos las mochilas, ya de paso desayunamos un café y nos fuimos a comprar nuestros billetes de un bus que salía en 10 minutos destino Teotihuacan. Por cierto comparativamente el café aquí es una de las cosas más caras que hay. Este bus de línea cuesta unos 2 euros y tarda algo más de una hora en llegar a las ruinas.



Por el camino pudimos comprobar la inmensidad de esta ciudad que alberga a 22 millones de personas. Tanto a un lado como a otro e invadiendo las colinas de las montañas, se extendían miles y miles de casas bajas. La gente aquí es muy amable e intentan ayudar al turista sin dudarlo y sin pedir nada a cambio. Una vez en Teotihuacan, pese a no tener un guía concertado, la simpatía de Mabel convenció a uno de los trabajadores del centro para hacernos una visita guiada por las ruinas.

La verdad es que jamás habíamos visto unas ruinas mayas, aztecas o como en este caso Teotihualtecas, pero lo cierto es que impresionan, y mucho. Teotihuacan fue una importante ciudad que se extendía a lo largo de una calzada, la calzada de los muertos y cuyas dos principales construcciones eran las pirámides del sol y la luna, de 65 y 47 metros respectivamente. Esta ciudad era un centro religioso y de estudio de la naturaleza muy importante. Como nos dijo el guía, estas pirámides, aunque hornamentadas, no eran tan recargadas como las aztecas o mayas, ya que su objetivo era el de imitación de la naturaleza, el de confundirse con los cerros que rodeaban la ciudad.



La explicación fue muy larga, pero también muy entretenida gracias al guía que en todo momento fue muy amable con nosotros. Está claro que Mabel después de tantos meses aquí sabe perfectamente como tratar a los mexicanos. Del guía me quedo con su frase de "no sabes distinguir un supositorio de una bala del 45", refiriéndose a que no sabíamos distinguir la plata de la bisutería barata. Lo peor de esta visita el exagerado calor que empezamos a soportar desde primera hora de la mañana. A lo largo de todo el complejo (y es enorme) había muchísimos vendedores de piedras y abalorios varios, pero apenas uno o dos vendían agua (¡es ahí donde está el verdadero negocio!). Fue a partir de mediodía cuando nos empezamos a acordar del famoso bocadillo requisado en la aduana... Como curiosidad respecto al agua, Mabel nos ha contado que encontrar un agua sin sabores es complicado, a los mexicanos les encanta el agua con sabor a manzana, pomelo o incluso horchata.

El guía nos dejó en el momento en el que nos tocaba subir a las pirámides, y no me extraña ya que los peldaños eran casi verticales y aquel hombre ya no cumplía los 50. El esfuerzo se veía recompensado con unas vistas increíbles, mejores aún desde la pirámide de la luna. MJ sufrió un poco para bajar las pirámides debido a su vértigo, pero nada que no pudiera superar agarrándose a las improvisadas barandillas que había en las escaleras.

A la 13 de la tarde, con un sol terrible que nos ha dejado un poco rojos, sin apenas agua y sin haber comido desde el desayuno de las 7 de la mañana en la estación de autobuses, estábamos ya agotados, empezábamos a oler mal, y queríamos bajar a probar la comida mexicana al centro de la ciudad. En el autobús de vuelta tuvimos una inspección que al parecer es bastante rutinaria, ya que Mabel ya la había sufrido la anterior vez que fue a Teotihuacan. Todos los hombres fuimos bajados del autobús y cacheados uno a uno mientras las mujeres veían como sus mochilas era también revisadas dentro del autobús. Curioso ya que el registro era cualquier cosa menos exhaustivo...

Aquí parece que hay que dar empleo a la gente y hay algunos trabajos bastante ridículos, como por ejemplo el de estos policías de seguridad, cuyos registros dejaban mucho que desear, o el del barrendero que vimos en Teotihuacan, limpiando el polvo de la tierra del suelo...



La ciudad de DF es bastante ajetreada, y me quedo con una frase de la madre de Mabel, que dijo que era como un gran supermercado. Hay vendedores ambulantes por todas partes vendiendo desde bolígrafos a comida, pasando por juguetes. Muy impactantes son los vendedores de sus mezclas de música... gente que se crea su propio disco pirata y lo va poniendo a todo volumen en el metro para que alguien se lo compre por 10 pesos.

Una vez en el centro de la ciudad comimos en un sitio de tacos para irnos acostumbrando a los sabores mexicanos. La comida y bebida nos salió a menos de 5 euros por cabeza y no nos privamos de nada. Además todo estaba buenísimo. Con la barriga llena y habiendo descansado un poco fuimos hacia el Zócalo, la tercera plaza más grande del mundo después de Tianamen y la Plaza Roja de Moscú. Presidiendo la plaza una bandera de México tan grande que deja en ridículo a la bandera española en Colón. En uno de sus laterales se encuentra la Catedral, recientemente salvada ya que estaba hundiéndose por estar hecha sobre terrenos fanganosos. Aún así en su interior se siente el desnivel del suelo y desde fuera se puede ver como paredes y torres tienen una ligera inclinación.



Tal vez lo más bonito de DF en este primer vistazo (tendremos tiempo de profundizar en ella a la vuelta), haya sido más que su arquitectura, la cantidad de vida que se respira en la calle... gente bailando, haciendo malabares, disfrazados, de compras, comiendo en los puestos callejeros, en definitiva moviéndose a lo largo de la ciudad,... un pequeño caos con muchísimo encanto.

Desde el Zócalo nos cogimos el metro hasta la estación de autobuses para coger el primero con destino Puebla. En el metro Esther y Diana sufrieron acoso sexual por parte de un hombre que les tocó a ambas el culo (sí, hemos dicho culo en el blog) aprovechando que las tocaba viajar conmigo en el vagón destinado a hombres. A las 17:40 abandonábamos DF. Puebla está a unas 3 horas en bus de México DF, pero en esta ocasión el viaje se alargó más de lo debido por un accidente en la carretera.



En Puebla lo primero que hicimos fue dirigirnos al hostel, después de 48 horas sin tocar el agua, necesitábamos una ducha urgente. Mabel había cogido una habitación mixta compartida para 5, lo cual significaría que si la habitación fuera de 8 personas, podríamos dormir con 3 desconocidos, pero no ha sido así, ha sido peor. El dios del viaje ha querido que la habitación fuera de 20 personas en total y que compartiéramos noche con 5 franceses.

Aquí hemos realizado nuestra primera conexión en directo con la llegada al hostel. Estas conexiones se publican en mi Facebook automáticamente pero pueden verse en diferido en cualquier momento a través de mi canal de ustream, eso sí, con el desfase horario hay que estar atento!. Os dejo el enlace, sobre todo para los tíos de Diana que lo están dando todo una vez más con sus comentarios:


Una vez duchados hemos ido a cenar y dar un paseo por la ciudad de noche. El nombre de Puebla puede llevar a engaños... esta ciudad tiene 5 millones de habitantes. Por la noche hemos cenado en por unos 5 euros cada uno hasta reventar... quesadillas, enchiladas, mole poblano y algunos platos más de los que no me acuerdo... todo ello amenizado con un hombre cantando tan alto que hemos tenido que pedir que si podíamos cenar en otra sala para no acabar con los tímpanos destrozados y la garganta quemada de gritar para oírnos unos a otros.

Vuelta al hostel. Mañana nos espera una visita a la ciudad de 4 horas. Aquí os dejo el video del día, increíble lo que se puede hacer con un Iphone, ¿verdad?:

20 comentarios:

  1. en d.f. da gusto ir por la calle, lo mismo te encuentras a gente cantando, que bailando, que tocando el organillo o similar. bueno veo que alfonso sigue en su linea con las fotos que se hace sigue asi. un beso para todos y pasarlo bien.carlos y loli

    ResponderEliminar
  2. Estupenda crónica de viaje. He visto los vídeos mientras comía. Muy entretenidos y divertidos. Pasadlo muy bien allí. Seguiré vuestras andaduras desde este blog (si pudieseis cambiar el fondo del mismo, resultaría más cómodo para la vista leerlo :)

    ResponderEliminar
  3. toda innovación esto de poner los vídeos casi al momento. Qué recuerdos y qué envidia de estar ahí. Que bien se lo debe estar pasando Alfonso con tanto cacheo en el aeropuerto (por cierto lo de los bocatas os lo dije, o no?) y en el autobus por esos hombretones mexicanos jaja, por cierto seguro que no os miran en el metro por ir con Diana porque cual camaleón, se mimetiza en el país al que va jajaj una mexicanita más con sus amigos españoles!
    Pasarlo muy bien!! y un besazo para Mabel que es la que más tiempo hace que no veo!!

    ResponderEliminar
  4. Di! aqui estamos Belen y yo(Mont) en la cma viendo vuestros videos,que envidiiaaa, pasarlo bien! besos de Salva (que hemos tenido el placer de estar con el hace un ratin).

    ResponderEliminar
  5. bien, bien, nos gusta poder compartir cada vez más vuestros viajes. La conexión en directo ha sido muy "gran hermano", "conectamos con la casa".
    Aprovechad cada minuto
    Charo y Rubén

    ResponderEliminar
  6. Bueno todo estupendo, ya hemos prometido que no vamos a ser politicamente incorrectas. Pero si nos gustaria que pusieras alguna palabra que tenga significado distinto en nuestro español.
    Mabel esta bien integrada y tiene capacidad de reirse con las situaciones.Muchos besos DE CONCHI Y PILAR y¡VIVA MEXICO LINDO!!!!

    ResponderEliminar
  7. Qué bueno esto, me has dejado recordar muchísimas cosas. ¿verdad que mi tierra es linda?

    ResponderEliminar
  8. Hola chic@s, vamos por partes, que esta entrada es muuuu larga, leyendo lo de los aztecas y mayas me ha recordado lo de las tribus en el curro, los aztecas son los que dicen "hazte cargo de esto, hazte cargo de aquello", los mayas los que llegan tarde y se largan a la menor diciendo "Mayamao fulano". Para que os riáis un poco. Hasta ahorita Guadalupes

    ResponderEliminar
  9. Rehola chic@s, me ha encantado la bajada espectacular de escalera, solo os faltaban las plumas, que pena que Mj no haya podido acompañar el descenso, pero lo entiendo entre el vertigo y el hambre no hay cuerpo que lo aguante. Ya veo que en este viaje os vais a jartarrr a comer fajitas, nachos, burritos, nopales, jalapeño...que envidia, con salsas mil y con antojitos y margaritas. Buen provecho y que disfrutéis. Adioooosito Guadalupes.

    ResponderEliminar
  10. Andrés (el de Cruz)25 de marzo de 2012, 19:08

    Está padrísimo el blog!!

    ResponderEliminar
  11. Pero chic@s!!! Esther le está quitando el trono a Tesorito como la "mochilera perroflautica" y sus pantalones de colores!!! Ay Diana... Ana Belén, Ana Belén!!!!

    ResponderEliminar
  12. ¿Para cuándo una nueva actualización con vídeo incluido??? :-)

    ResponderEliminar
  13. Jajaja había confundido a esher con Diana!me resultan tan familiares....como mis pantalones blancos!!.encar

    ResponderEliminar
  14. Hola chic@s, que es de vuestra vida??, nos teneis en ascuas, otra vez lo mismo que en el blog de Mabel, ¿os habeis tomado todo el tekila de México o qué? Necesitamos noticias ya ya ya. Adiooooss guap@s y un besín para Diana.

    ResponderEliminar
  15. hola chicos por donde andais, que llevamos ya dias sin saber de vosotros,espero que lo esteis pasando bien y que no tengais ningun problema,bueno veo que cruz ya os ha echado de menos y os lo ha comunicado para que no hagais el gandul y nos conteis algo,que como todos los años nos creais adiccion.bueno un beso para todos y en especial para diana.loli y carlos.

    ResponderEliminar
  16. Andale, andale, donde estais chamaquitos. Si lo vuestro son las cañas pero de cerveza no de tequila. Nosotras estamos con un mono del 15 y sin tequila.Por favor donde estais y que estais haciendo... para no acordaros de nosotros, vuestras fieles fans.
    ¿Quienes son Guadalupes y por favor quien es Andrés (el de Cruz).
    Estamos de acuerdo esta padrisimo el blog. Muchos besotes gueys y besazo para Diana. Conchi y Pilar

    ResponderEliminar
  17. Qué bien, güei! Pasadlo muy bien y rezad a los dioses. Empieza la aventura azteca y la emoción maya! Besos.

    ResponderEliminar
  18. Os sigo con mucha envidia... hasta aquí, son cosas que he visto hace poquito... incluida a la Tronka... snif snif... qué mal lo pasé con la dichosa Pirámide... aunque muy chula...
    Y esa comida Mexicana, está deliciosa (fue mi comienzo del fin de la antidieta...jajaa)...
    Muchos saludos y besos para tod@s, aunque, en especial, para las niñas iscarienses.
    Ele

    ResponderEliminar
  19. Hola, me encanto el artículo, felicitaciones! yo también tengo un blog de viajes por Mexico, espero algún día lo puedas leer 🙂 https://unanomadamexicana.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  20. Gracias por compartir sobre nuestro tan hermoso país. ¡Saludos desde Querétaro, México!

    ResponderEliminar